EL HOMBRE AMABLE

Escultura de hierro. Fue muy divertida de hacer. Al ir añadiendo láminas y retorciéndolas pareciera como si las mismas láminas fuesen buscando su propia ubicación y uno quedara como simple espectador del proceso, como si las manos estuvieran guiadas por ¿dios? …

El hombre amable fue concebido como perchero. Tiene esa postura solícita, te invita a entregarle tu chaqueta, se inclina con esa agradable sumisión del mayordomo fiel, pero sin dejar de mirarte, amistoso como un buen anfitrión. Me gustan especialmente su mano alzada y su abdomen, relajado, presente a través de una curva singularmente hermosa.

Los acabados son muy bastos, en consonancia con la filosofía de intervenir lo menos posible sobre los materiales, y de dejar que cada elemento “busque su sitio”. Nos gusta lo que no es perfecto, lo que no es industrial. Nos gusta lo casual y dejar que los materiales se expresen en vez de someterlos al guión dictador de un plano prefijado. No nos interesa lo industrial, las series de objetos todos iguales. Nuestras creaciones son todas únicas, todas especiales y diferentes.

Anuncios

Un pensamiento en “EL HOMBRE AMABLE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s