LOGOTIPOS DE RISA

Este post debería de ir el viernes, ya que pertenece a la categoría “de paseo por la red”, pero el proyecto DIY de esta semana consiste en hacernos nuestra propias camisetas not photoshopped y hemos decidido esperar al jueves, que es fiesta, para hacerles las fotografías como merece la ocasión. Así que esta semana el proyecto DIY va el viernes y hoy os enseñamos algunas camisetas que hemos visto por ahí y que tienen en común el hecho de que sus creadores han modificado diferentes logotipos de marcas muy conocidas para obtener un mensaje divertido. Esperamos que os gusten.

Anuncios

NOT PHOTOSHOPPED

A través de un post del blog Glitternglue nos hemos enterado de una iniciativa que nos ha gustado mucho y a la que queremos añadirnos.

Al parecer una página web llamada Feel More Better, que se dedica a denunciar todas aquellas tendencias sociales – y en especial de la moda – que pueden herir la autoestima de la mayoría de las mujeres, ha lanzado una colección de camisetas con mensajes a favor de sentirse bien con uno mismo (una misma en realidad) en vez de intentar parecerse a las modelos ultraflacas de las revistas. Entre los mensajes de las camisetas hay algunos tan llamativos como “Suck it, Barbie”, “Every woman is a rebel” o “The Fairytale is a fairytale”, pero el que más nos ha gustado es éste:

El mensaje mola, aunque luego han puesto a esta modelo a la que no le hace falta photoshop y que apenas llena la camiseta pero vaya, la intención es buena.

Lo mejor del asunto es que 28 blogs de street style (ya sabéis, esos blogs donde una chica va enseñando sus estilismos y los comparte con el resto del mundo) se han unido a la causa incluyendo la camiseta en ellos. Aquí podéis ver algunos:

A mí, que soy chico, personalmente me gustan las modelos flacas y decir lo contrario sería mentir. Sin embargo, lo que más aprecio en la estética de una mujer es esa sensación de seguridad que emanan las modelos en la pasarela, sin importar su peso, la longitud de sus piernas o el tamaño de su nariz … Por eso estas mujeres orgullosas de sí mismas y de su cuerpo, que han aceptado sus carencias físicas sin dejar de trabajar su imagen ni su sensualidad y que no se han escondido del mundo … ¡A mi me ponen!

Para ver a las 28 blogeras y sus estilismos podéis hacer clic aquí, donde el blog StyleCasterNews recoge la noticia.

En cuanto a nosotros, nos gustaría hacernos con unas camisetas de éstas, pero se venden en la tienda de la página Feel More Better por 75 $ (mucho más de lo que nuestro presupuesto para machangadas puede soportar), así que desde ya hemos decidido hacernos unas igualitas (o parecidas). Ya os lo enseñaremos en los próximos proyectos DIY.

Chao.

LA GALLETA: THE END

¡Hemos acabado nuestro collar hecho con una galleta! (Aplausos de la  multitud enardecida)

Como ya os habíamos anunciado, fue necesario pegarle una chapilla previamente recortada:

A la chapilla tuvimos que lijarle los bordes y pintarla:

Después la pegamos a la galleta con la pistola de silicona:

Y este es el resultado:

Y así queda puesta:

Así preparada la galleta ha superado todos los test de estrés. Ahora sólo falta que se la ponga alguna de las chicas y la use durante un tiempo para confirmar que SÍ SE PUEDE HACER UN COLLAR CON UNA GALLETA.

En el siguiente post os enseñaremos como van las cáscaras de naranja que habíamos dejado secándose con el fin de utilizarlas para decorar una superficie. ¡Nos vemos!

MI PEQUEÑA NIÑA

ADVERTENCIA: Hemos estado debatiendo largamente la conveniencia o no de publicar esta viñeta, ya que contiene una palabrota. Al final hemos decidido publicarla porque, al fin y al cabo, se trata de compartir nuestras vivencias como familia y Alejandra, inevitablemente, crece y va escuchando nuevas palabras (y palabrotas) que luego va repitiendo, a veces sin saber muy bien lo que significan …

VASOS DE CUERDA

Durante este mes hemos estado decorando el dormitorio principal de casa. Os ahorro los detalles, pero os diré que necesitamos adornos de cuerda para un par de rincones estratégicos. Pensábamos comprar algún jarrón grande y envolverle cuerda hasta la mitad pero hemos ido a Ikea y nos hemos encontrado con que los precios de los jarrones grandes se corresponden con su tamaño, como es natural.

Ásí que, ni corto ni perezoso me he puesto a buscar por internet alguna cosa más baratilla cuando me he topado con estos tutoriales que explican cómo hacer un cesto o un vaso de cuerda. Ambos métodos son muy fáciles y se usan la sal y la pimienta del diy, a saber, la cola blanca y la pistola de silicona …

Este primero procede de una página llamda craft and you, y es un vídeo donde se usa cola blanca para pegar la cuerda. El resultado final me gusta bastante, aunque en principio nosotros no pensamos pintarlo:

El segundo viene de la página lasmanualidades.com y se basa en ir pegando la cuerda a sí misma, al mismo tiempo que se enrolla, con la pistola de silicona. Para acceder al tutorial podéis hacer clic aquí.

Hasta pronto.

PIEL DE NARANJA

Para solucionar el asunto de la fragilidad de la galleta hemos apostado por una solución muy obvia: le hemos pegado un trozo de chapilla de madera. Recortamos la chapilla, la lijamos, la pegamos a la galleta y la pintamos. En estos días volveremos a someter a este nuevo collar así reforzado a la inevitable prueba. Os lo enseñaremos en el próximo post en la categoría de proyectos diy.

Pero  mientras tanto, otra pregunta se ha asentado en mi cabeza y me tiene en ascuas: Nelvis ha tenido uno de esos antojos raros que le dan a ella y se ha comprado un saco de naranjas. Mientras las sacaba de la malla yo las miraba, absorto en la belleza del material, y sólo podía pensar: ¿Se puede utilizar piel de naranja para adornar una superficie sin que ésta se pudra?

Bueno, lo que tengo claro es que para que no se pudra la piel de la naranja hay que secarla de alguna manera, de la misma forma como se secan las hojas de los árboles o las flores que se desea conservar. Pero, hete aquí el dilema, ¿Cómo se seca una piel de naranja?

A mí se me han ocurrido tres métodos:

El primero es meter la piel de naranja en el microondas.

El segundo es salar la piel de naranja (me imagino que la sal irá absorviendo la humedad de la cáscara).

Y el tercero es dejar que la piel de la naranja se seque al aire libre.

Dejaremos el experimento secándose al aire por unos días y ya os iremos informando del progreso. Mientras tanto, podéis dejar vuestras predicciones en los comentarios, o si tenéis una idea mejor estoy dispuesto a ponerla en práctica (siempre que se ajuste a mis escasos recursos económicos y no suponga la utilización de productos peligrosos). Chao.

QUERIDA, HAGAMOS ALGO CON LOS RESTOS DE LA MERIENDA …

La Factoría plástica es como Pollito & Co. O más bien, Pollito & Co es como la Factoría plástica … pero en pequeñito.

Se trata de una página web donde hay montones y montones de proyectos diy explicados claramente. Además, están calsificados por categorías: 100 % reciclado, antes y después, cerámica, etcétera.

Entre todos ellos, mirad que espejo más chulo he encontrado:

A que no sabéis de qué está hecho. ¿No? Pues mirad:

¡Con los restos de la merienda! Mola ehh … Nos vemos pronto.

TORTURANDO A LA GALLETA

Como recordaréis Alejandra se llevó la galleta al colegio el día de la prueba. Del colegio volvió bien y, por lo que parece, causó bastante alboroto. Sin embargo, después Alejandra y Nelvis se fueron de compras y llegaron por la noche … Cuando yo llegué a casa me encontré con que la galleta había perdido un pequeño cachito. Por lo visto Alejandra se puso a juguetear distraidamente con ella y un trocito se separó. ¡Qué pena!

De todos modos ya yo me había hecho a la idea de que cuando volviese la galleta la iba a someter a diferentes pruebas de estrés, así que un par de días después me puse a hacer pruebas y me la cargué definitivamente. Ahora la galleta está así:

Bueno, las tensiones que se me ocurre que debe soportar la galleta sin romperse son la flexión, la tracción y la compresión. Vamos por partes:

Cuando sometemos la galleta a flexión, ésta se parte con mucha facilidad. Es necesario corregir esta deficiencia de alguna manera para que el collar sea mínimamente utilizable.

Al someter a la galleta a fuerzas de tracción pasa lo mismo que con la flexión. La galleta se parte con suma facilidad.

Sin embargo, al someterla a presión muestra una importante resistencia.

Conclusiones: Hay que diseñar un sistema que minimice la tendencia de nuestra galleta a fragmentarse al ser sometida a fuerzas de tracción o de flexión. Así que bueno … ¡A pensar se ha dicho!

Chao.