SER HUMANO

¿Sabes de donde viene la palabra humano? Pues viene del latín humus, que quiere decir tierra, lodo … (Puedes obtener más información al respecto aquí)

Así que … sí, el ser humano es aquel que procede de la tierra, pero, ¿qué significado simbólico tiene para ese mismo ser humano la tierra? Podemos hacernos una idea más o menos fiable (nótese que estamos hablando de símbolos) echando un vistazo a la descripción de los signos zodiacales de tierra, es decir Capricornio, Tauro y Virgo. He echado un vistazo en Google y he encontrado esto enseguida:

“El elemento Tierra es práctico y pragmático con un sentido de la realidad que se atiene a valores que han sido establecidos y probados. Su mundo se configura en base a las sensaciones que tiene a través de sus sentidos. Una búsqueda de seguridad se da en este temperamento. Se basa en hechos probados y la visión que tiene del mundo es estructurada, tiene espíritu científico, la mente puede ser calculadora y los hechos son importantes para ellos, un motivo más por los que pueden ser tachados de ser fríos emocionalmente” Puedes visitar la página si quieres más información.

Como se puede ver, la tierra se asocia simbólicamente con lo práctico, con lo que tiene que ver con ganarse la vida y estimular los placeres de los sentidos. Es lo opuesto al cielo, utilizando la iconografía cristiana. Ésta aporta una imagen clara de lo que constituiría el camino del hombre desde su nacimiento hasta su fin, desde que nace del lodo, es decir es práctico, aferrado a sus sentidos y placeres y huye de lo que le causa dolor o desagrado, hasta llegar al cielo, donde prima aquello que se relaciona con la creación, con la mente, la imaginación, el entendimiento, la profundidad … y existe el sacrificio de lo que pudiera resultar placentero en favor de aprender, o de entender, o del bien común por encima de la propia superviviencia individual.

Así pues, humano significa que procede del instinto de superviviencia y de placer, pero significa también que tiene la potencialidad de trascender esa naturaleza y encontrar formas menos materiales de vivir, más encaminadas a lo espiritual, a entender que se es parte de un todo que debe ser respetado y cuidado, aún a costa de sacrificios personales.

¡Fíjate entonces! No es humano estar anclado en la tierra, pero tampoco lo es prescindir de ella. El humano se definiría entonces por su viaje de abajo hacia arriba, del lodo a las estrellas. El ser humano es un elemento en tránsito, y sin ese tránsito no existe lo humano. Tan deshumanizado está el que se comporta como un animal y no tiene más que instinto de supervivencia o de placer, como el que por asemejarse a Dios deja de comer, de vestirse, de adornarse o de masturbarse …

la foto(3)

Sólo me pareció interesante …

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s