ESCUELA DE MARKETING

https://i1.wp.com/www.larazon.com.ar/actualidad/PROSTITUTAS-DEBERAN-SEGUIR-HACIENDO-CALLE_IECIMA20120822_0053_14.jpg

ESCUELA DE MARKETING

¡Qué tristes son las putas!

¡Qué tristes son las putas sentadas en sus sillas

de plástico de IKEA!

¡Qué triste es ésa misma, ésa que va y que viene

cloqueando sus tacones al

mismo ritmo desarmado de su culo

que mece y que menea!

¡Qué tristes son!

El sol dora sus pieles, sus ropas de colores,

sus pechos enfundados en altísimos fulgores,

sus piernas, tan brillantes, de aceite de Nenuco,

¿A qué olerán las putas en sus cuartitos de estuco?

Y mientras yo … Que miro.

Miro con disimulo,

y miro con vergüenza,

una vergüenza agría

que es por tener vergüenza …

¡Que ganas de abrir tengo mi boca de cuestiones!

¡Que ganas de extraerles de su boca sin beso

tantos cientos, o miles, millares de razones!

¿Cómo llegaste -diría – a tu sillita de IKEA?

¿Cómo acabaron tus nalgas sobre un signo escandinavo ?

¿Cómo tus muslos morenos sobre estos poliestirenos

que a los confines del mar

del Norte fueron hurtados?

¿A quién tanto tú le debes?

¿A quién le temes que al sol año tras año floreces,

quién sabe por qué argumentos,

quién sabe por qué sandeces?

¿Fue por amor?, ¿Fue por dinero?

¿Fue vocación?, ¿Fue algo rastrero?

¡No sabes nada del mundo!

¿Es que no hay en esta urbe escuelas

de marketing para putas?

¡Eso es lo que hace falta!

Es por eso  que el asfalto

te devuelve radiaciones sobre

tobillos y piernas y

te lame los tacones.

¡Eso es lo que no sabes!

Por eso manos sin brillo

se posan sobre tu cuerpo y

recorren los rincones

como si hicieran ganchillo

y derraman presurosos

un gozo que no les cabe

y dejan marcas y roces

con sus pellizcos de ave …

¿Dónde dejaste el valor de tus senos de botones?

¿Por qué lo que otros esconden tú lo muestras sin pasiones?

¿Te falta un escaparate?

¿Quieres una tienda entera

donde pulir tus perfiles

hasta parecer de cera?

¿Por qué no te escondes puta?

¡Más te valiera!

¿No sabes que para el hombre

lo que la mano alcanzara

por eso mismo ya vale

mucho menos que su nombre?

¡Huye puta!, ¡Huye!

Escóndete en los balcones,

en las tazas de café,

sube tu precio por nada,

tan solamente por fe,

baja de las puyas rojas

y huye con el pie descalzo.

¡Cada brizna que te claves aumenta tu valor tanto …!

¿Es que fue acaso eso, puta?

¿No tienes señal de vida?

¿Es que no tienes acaso

brecha, ni llanto, ni herida?

¿Es que no existe en tu cuerpo

marca por haber sufrido

que te acredite a pedir recompensa y recorrido?

Pues sufre puta. Sufre.

Y luego sube tu precio.

Que para quien nada deja a la vida

bajo las aguas cual pecio,

mayor valor por encima

de cero pedir … es necio.

Anuncios

MANDRIL

https://pollitoandco.files.wordpress.com/2014/04/516eb-mandril.jpg

 

MANDRIL

Soy un hombre simple como la teología

de un mandril.

A veces, no muchas,

me vuelvo complicado y hago

extensas explicaciones larguísimas

que confunden a todos.

Entonces me aplauden, na vaya a ser que

alguien pensara que son más

simples que yo.

Por dentro me río, y para no

descubrirme he

de hacer terribles esfuerzos telúricos

como un temblor de tierra.

Fijo inescrutable mi mirada en

la punta del zapato izquierdo

y recuerdo aquella vez cuando

murió Mercromina … pero,

aún así no puedo evitar

una pizca de humor y otra de tristeza porque

en el fondo

bien sé que son,

sólo palabras.

 

ESTUDIO DE LA ESTUPIDEZ HUMANA

 

Un post rápido, sólo para apuntar que la estupidez del hombre no ha sido sólo tema de preocupación en este blog. El economista Carlo M.Cipolla …

 

publicó en 1988 su libro Allegro ma non tropo el cual contenía un estudio muy detallado sobre el tema que cayó en mis manos ayer, y me ha parecido oportuno  divulgarlo dentro de mis muy escasas posibilidades … Si queréis saber algo más del profesor haced clic aquí. Si queréis leer el estudio íntegro en español, hace clic aquí.

Chao.

ESTÚPIDO

Sos estúpido.
Esgrimís con orgullo las cadenas que te anclan
a tu patria,
tu religión,
tu profesión,
tu equipo de fútbol,
tu familia,
tu mujer,
tus hijos …
Enarbolás enfebrecido en calores y arrebol
morales que sólo existen
por la conveniencia de otros estúpidos
efímeros como vos.
Vestís a la moda.
Te reís de los pantalones pitillo,
adorás los pantalones pitillo …
Sos estúpido.
Andás clavado a la eterna procastinación.
Tenés strawberry cheesecake chocolate
y dulce de leche,
llevás zapatos con colchones de aire,
una camiseta de Messi,
un cinturón de dulce Gabbanna
quien quiera que sea ella.
Sos estúpido como el burro persiguiendo la zanahoria …
Sos estúpido.
Dejás que te compren con regalitos.
Dejás que te digan lo que está bien,
lo que está mal.
Dejás tu vida en manos de otros
y a cambio recibís premios,
recompensas …
tal vez eso mismo pensaron los perros de Paulov …
¡Sos tan estúpido!
Pero eso sí. Sos un estúpido bello,
andando por la pasarela de la vida
como un niño esperando a Santa Claus
en el desfile de la eterna navidad.

CONSCIENCIA Y CONTROL

El otro día un pensamiento me sacudió como un rayo …

https://i2.wp.com/www.motorafondo.net/wp-content/2012/11/hyundai-coupe-rayo-mcqueen.jpg

Je, je, muy graciosos … No este tipo de rayo, sino éste …

https://i2.wp.com/api.ning.com/files/54*SzbS4olVE62xHDHtLYcis08CmRWKvafK3Mcg3Eh2zu2XH*4MtgMoDrOMnL4Q0KgGTw23vC*63ipTjbfwYekdIvZTLM6p-/rayo3dn3.jpg

De pronto acudió a mi mente la idea de que la consciencia y el control no sólo no son la misma cosa, sino que son cosas totalmente opuestas. Cuando pude rebuscar en la red di con esta página donde se explica la diferencia entre consciencia y conciencia. Por favor echadle un vistazo porque la explicación merece la pena.

Resumiendo, diría que la conciencia es una especie de ley, una forma de moral que el individuo interioriza como propia y que le dicta su comportamiento en el mundo (de ahí lo de la voz de la conciencia)

https://pollitoandco.files.wordpress.com/2014/04/187ea-pepito.jpg

¡Qué pesado! Consciencia, sin embargo, sería la simple predisposición a la observación de uno mismo en el mundo. Por eso, la conciencia se tiene, pero no así la consciencia. Esta última es una actitud y, por lo tanto, se es o no se es consciente.

Muy bien pues he pensado que siendo la consciencia esta cualidad del individuo de estar presente y “observar”, por decirlo de alguna manera, “sus reacciones a los acontecimientos que van sucediendo”, dicha actitud es todo lo contrario a la de tratar de controlar todo lo que ocurre.

 

http://helelbensahar.files.wordpress.com/2007/09/nos-comeremos-el-mundo.jpg

Personalmente, yo trato de controlar todo lo que pasa a mi alrededor. Por ese motivo, para mí, hasta hoy, ser consciente era una especie de herramienta del control. Primero se es consciente del entorno y de uno mismo para luego aprovechar esa información en aras de poder controlar las circunstancias. Cuanto más consciente se está, cuanto más atento, más posibilidades hay de controlar la situación …

https://i2.wp.com/www.memegenerator.es/imagenes/memes/74/3325550.jpg

… Pero va a resultar que no es así. Creo que la consciencia es una observación sí, de uno mismo y del mundo, pero que no tiene finalidad alguna o, mejor dicho, cuya única finalidad es darse cuenta, es decir, generar más consciencia. En el momento en que uno quiere utilizar la consciencia para tomar el control en toda circunstancia y todo momento pasa algo curioso: se da cuenta de que el manejo de esa información que ha recabado a través de la toma de consciencia, es decir de aumentar la atención, resulta extremadamente pesado y agotador y da como resultado una pérdida de energía enorme …

http://www.laredverde.com/getImg.php?filename=files/4wx5xXJVDDHYKvkBs.jpg&width=368&prop=1

… cuando se supone que debería ser al revés, es decir que la consciencia genera energía y hace sentir al individuo más vigor.

Sólo si la consciencia funciona de forma natural da lugar a ese resultado, creo yo. Una vez que uno ha sido consciente de algo, es decir se ha dado cuenta de algo, reflexionar sobre eso o focalizar la atención en ese elemento descubierto e incluso tratar de utilizar esta nueva información para controlar alguna situación, no sólo no generará bienestar sino que sera un “agujero negro” por el que se perderá la energía. En cambio, si una vez que me he dado cuenta de algo simplemente lo dejo ir, esa nueva información funcionará como una luz que por sí sola ilumina mi comportamiento.

https://pollitoandco.files.wordpress.com/2014/04/a6119-noentiendonadaii.jpg

Es cierto, es cierto, me estoy poniendo muy críptico. Veamos, cómo podría explicarme … Supongamos que te das cuenta de que tienes un pie más largo que el otro (toma de consciencia) Como consecuencia decides caminar con el pie corto en punta (control). ¿Sabes lo que pasaría? ¡Pues que acabarías con una contractura en los gemelos del pie corto impresionante! Pero si sólo te das cuenta (toma de consciencia) y no haces nada más, no te empeñas, no utilizas esa nueva información para nada más que no sea darte cuenta … ese conocimiento funcionará como un faro guiando tu camino … Un día irás a una ortopedia, te harán una plantilla y  habrás resuelto el problema sin más.

https://pollitoandco.files.wordpress.com/2014/04/81713-aplauso.gif

Gracias, gracias … me ha costado ¿Eh?

https://pollitoandco.files.wordpress.com/2014/04/81713-aplauso.gif

Bueno, bueno, ya vale …

https://pollitoandco.files.wordpress.com/2014/04/81713-aplauso.gif

¡DEJADLO YA!

https://i2.wp.com/files.proyecto-11.webnode.mx/200000019-02c6d05e90/rega%C3%B1ado.jpg

Lo que quiero decir es que ser consciente pasa por dejar que las cosas ocurran. Si uno no deja que ocurran no puede ser consciente de nada, puesto que es uno mismo el que provoca que sean de la manera como son. De ahí el gasto de energía, pues es un trabajo inmenso focalizar todos los recursos en dirigir a la vida hacia donde a uno se le apetece. No. Tomar consciencia es más como una especie de señal que uno avista por un momento pero cuyo recuerdo sirve para no perder la dirección y el sentido de nuestra vida …

https://i0.wp.com/cafefilomania.com/wp-content/uploads/2011/10/sentido.jpg

¡Qué bonito me ha quedado al final!

https://pollitoandco.files.wordpress.com/2014/04/81713-aplauso.gif

¡QUE PARÉIS C…!

colors_slot167

¡Que me mosqueo eh!

Chao.

SUPERBLOGUERA

Con admiración y respeto a todos los blogueros y blogueras del mundo, en especial a Saray, que ha sido la fuente de inspiración.

 

Yo quiero ser superbloguera

sacarme fotos aquí o dondequiera

subirlas después al instagram

y esperar comentarios desesperá,

pa’ hacerme luego la sorprendida

y agradecida.

Yo quiero ser superbloguera

hacer tutoriales de maquillaje pa’cualquiera

grabarme vídeos supersimpática

para colgarlos en youtube,

¡ver mis estadísticas y decir orgullosa

yo sí que pude!

Yo quiero ser superbloguera

saberme los nombres de cien mil tipos de polleras

probármelas todas frente al espejo

y no parecer nunca un vil pendejo

por mi conocimiento de las combinaciones

de todos los colores.

Yo quiero ser superbloguera

ir siempre a la moda le joda a quien le joda

eternamente mona y arreglada,

fresca como una flor por toda la jornada

y vivir entre flashes de boutique en boutique

¡y tan encantada!

Yo quiero ser superbloguera

las croquetas no son para mí, a menos que sean del catering,

y que limpie la chica que es paraguaya

que yo y Mr Proper ¡No!, ¡vaya, vaya! …

¡alguien como yo tan desaprovechada

es una canallada!

Yo quiero ser superbloguera

saberme los nombres de cien mil tipos de polleras

probármelas todas frente al espejo

y no parecer nunca un vil pendejo

por mi conocimiento de las combinaciones

de todos los colores.

Yo quiero ser superbloguera

ir siempre a la moda le joda a quien le joda

eternamente mona y arreglada,

fresca como una flor por toda la jornada

y vivir entre flashes de boutique en boutique

¡y tan encantada!

eternamente mona y arreglada,

fresca como una flor por toda la jornada

y vivir entre flashes de boutique en boutique

¡y descojonada!

Todas las fotos que salen en el vídeo han sido sacadas de Chicismo. Si alguien se sintiera molesto por aparecer en este vídeo, sólo tiene que decirlo y las quitamos sin más.

Chao.

IDIOTA

Todos sabemos lo que es un idiota …

… de manera intuitiva y tal … pero resulta que el significado de la palabra idiota no ha sido siempre el que le damos actualmente. Antes, en la época clásica, en Grecia (Como siempre, para un análisis detallado os remito a quien sabe más que yo: clicad aquí), idiota no se refería a aquel que carece de inteligencia, sino a quien anteponía los asuntos personales a los públicos.

La palabra idiota viene del griego idiotes. La raíz idio significa propio. Es la misma raíz que se usa para formar las palabras idioma (la lengua que es propia a una región) o idiosincracia (la forma de ser propia de un pueblo) Idiota es, entonces, aquel individuo que antepone lo propio, lo que le atañe sólo a él, a lo que es preocupación de la colectividad.

Muy bien, pues, sabido esto, debo decir que soy un idiota …

invento encendido

… porque mentiría si dijera que me conmueve lo que atañe a la colectividad. No logro motivarme con los asuntos sociales. A pesar de que comprendo su importancia y la necesidad de que todos tomemos parte activa como ciudadanos, pasar del entendimiento a la acción no me resulta fácil.

Ahora bien … tampoco sería justo decir que no me implico en lo social en absoluto porque, al final, y aunque la motivación es una cuestión absolutamente egoísta, resulta que en campos sociales como, por ejemplo, la sostenibilidad de nuestro medio ambiente, con mi actitud ahorrativa (y tacaña si queréis), sí que estoy llevando a cabo acciones, incluso acciones valiosas, que van más allá de la protesta y resultan una propuesta real de solución del verdadero problema. Un par de ejemplos: uno,  dos, tres, cuatro

Al final, yo creo que todo movimiento social verdadero resulta de un interés personal, propio. De un egoísmo inicial se desarrolla una colectividad de posturas egoístas que dan lugar a un interés colectivo. Si no es así, ¿qué es entonces eso que llamamos interés social? ¿Qué fuerza puede tener ese interés si no parte del interés propio de cada uno de los individuos que lo componen?

En los últimos años he oído a voces autorizadas apostar por este tipo de actitudes, que no dejan de ser egoístas pero, constituyen lo que se ha dado en llamar el egoísmo bueno.

Aunque el tema, como os podéis imaginar, siempre ha estado ahí …

Así que ya sabéis, la próxima vez que os llamen idiotas, a lo mejor os están echando un piropo …

Chao.

LA TORTUGA

LA TORTUGA

Para Jota

https://i2.wp.com/farm3.staticflickr.com/2521/4042595991_e621acbd15_b.jpg

Ojo en el ojo puesto, sentado sobre la piedra, en derredor de su pie bien pudiera crecer la hiedra. Erguido todo él como un junco de brillante verdor, mudos son los hermanos a su alrededor. Mira a uno y a otro, analiza, repiensa, no aparta la mirada, de mácula tan densa, y es su juicio sombrío una callada hoz y, tras tanta afonía, es un trueno su voz: ¿Quién traerá alimento, quién, a este valle tomado por un cruel estío? ¿Quién llevará en sus fauces la hierba fresca, la vid regada de rocío, quién tiene en su pecho no pavor, sí bravura? ¿Quién ha de entregarse superando su miedo, saltando por sobre de su altura? ¿Serás tú, Perro, que en la noche curada rasgar puedes el manto de la esfera estrellada con tu inmenso gañido? Sí, padre. ¿Serás tú, Gata parda, que en honores sin treta con tu lomo de junco sobre el aire caminas en absurda pirueta y es tu audacia bramido? Sí, padre. ¿Serás tú, Liebre, que en figura de sombra que confunde y enreda al que mira embelesa mientras hace vereda y no presta al que sueña su mano ni su oído? Sí, padre. ¿Serás tú …? Mirada larga, y trago amargo, flota y se espesa un ambiente huraño … y largo cuello en expectativa que llena tiempos sobre los años, más escuchar del juez quisiera tal vez cariño, palmada nueva cual nuevo guiño … más nada halla …

Procura no molestar a tus hermanos, Tortuga. Sí, padre, dice, y el pensamiento que al aire sube al timón vuela en gloriosa hazaña misteriosa de nube, y en vuelo es sueño, y en sueño anhelo, y en anhelo deseo, y en deseo fracaso su partir abrumado sobre las dunas en la hora pesarosa del ocaso. Si el silencio ahogara ese momento terrible no sería tan hondo su penar intangible, mas la risa es aliño de su profundo dolor, carcajada grotesca, más que risa es horror. Ay Tortuga, Tortuga … ahogada en un mar de arena, tus hermanos se ríen de tu torpe trotar. ¡Qué trotar!, arrastrase, retorcerse, avanzar como un año es a un mes, como un mes a una semana, como una semana a un día, como al éxito es su esperanza vacía, tan hueca como vana … ¡Corre Tortuga, corre! – Dice el perro, su hermano, con la lengua colgando cual si fuera en un plano, y brinca el perro, y corre, y aúlla el perro, y corre, y ladra el perro, y corre, y tras él corre el viento, ¡alcanzarlo no puede y se vuelve a una torre! Resuena en el caparazón un hondo suspirar: ¡Ay Dios mio!, ¡Dios mío!, ¿Por qué hiciste mis patas que no saben andar?, ¿Por qué no como al perro me armaste en tu taller, para darme el regalo tan dulce del correr? ¡Corre Tortuga, vamos!, ¡Date prisa! – Bufa la gata parda, su hermana, y; altiva la cabeza en retumbante mohín de desgana, la mirada furtiva y las pestañas caídas cual sobre el jardín cuelga el oloroso jazmín, su sonrosado morro arruga en taciturna reprimenda sutil. Y otro suspiro triste que en su pecho no cabe:¡Ay Dios mio!, ¡Dios mío!, ¿Por qué hiciste mi cuerpo que caminar no sabe?, ¿Por qué no como al gato me armaste en tu taller, para darme el regalo tan dulce del correr? ¡Venga Tortuga, venga, que te quedas atrás! – Dice la liebre, su hermana, apartando de sus ojos las orejas saltonas con jolgorio y jarana, y su pata rosada sobre Tortuga posa en su caparazón que pesa cual si fuera de hierro, cual si fuera de losa … Nuevamente suspira, ¡Tortuga inconsolable!, los sudores resbalan por su cara de alambre: ¡Ay Dios mio!, ¡Dios mío!, ¿Por qué hiciste mis patas que de andar tienen hambre?, ¿Por qué no cual la liebre me armaste en tu taller, para darme el regalo tan dulce del correr?

Perro, Gata, aún la Liebre, sólo son sombras ya, casi no se las ve … ¡tan lejos están!, allá, allá … cual vapor es su imagen al filo de esa línea que horizonte Tortuga ha escuchado llamar. Sola está la Tortuga, sola su peso muerto … solas sus patas, sola tristeza sola que es un viejo penar. ¡Ay Dios malo, ay mi Dios! Cómo puedo quererte en tu casa de acierto, si me has hecho Tortuga de feroz desconcierto … Ay Dios mio, ay Dios bueno, que ni aún tú me querrás, pues ni rezarte puedo porque no puedo más. Ay Dios mio, Dios ¿Has muerto?, empujarme debieras por un desfiladero ¡pero no lo hay aquí, Oh desgracia funesta! ¡Oh!, ¡Qué feliz fuera de haberlo!, ¡que lisonjero! Mas ni caída, ni grieta, ni precipicio, ni hoyo, ni agujero, ni surco, ni vacío, ni vano hay por el que despeñar, ¡Morir es mi deseo!, ¡Envíame a la muerte que ese es mi soñar!, ¡Para nada te sirvo, no soy mas que un estorbo, una ruina fatal … Lo mejor fuera ahora escribir mi final … ¿Quién sabe las razones de Dios?, acaso sólo Él sabe, lo cierto es que pasaron los días, y las noches, y el viento como un manto sobre su ánimo incierto y, como es su costumbre, no por muy esperada, la muerte tan llamada una vez fue invitada decidió declinar. Qué chistosa, qué gran humorista es, qué dichoso el capricho de esa loca de atar …

Así hiciéronse las patas de la Tortuga herida, pues daño era lo único en su piel malherida, se volvieron de piedra sus labios de Tortuga, y en su cara no hubo otra cosa que arruga y marca del esfuerzo por no desesperar. Sí. De este mundo borrado en bulla del callar, esfumado en vapores de su triste vagar, un día fue su espíritu, sin alivio ni asiento, y no quedó más fuerza, ni recuerdo, ni angustia, ni memoria, ni oprobio, ni suspiro, ni aliento … ¡Ay Dios mio!, ¡Dios mío!, llévame en un frescor, acaba con mi pena y con este fragor. Si utilizar pudieras mi cuerpo de desecho no te pidiera nunca mi final cual derecho, pero sabes que nada de mí podrás sacar pues ni al perro, ni al gato yo me puedo igualar, ni a la liebre o la rata, ni al más triste mosquito ni al gusano, al tritón o a otro anfibio cualquiera de color exquisito … ¡Pobre Tortuga! Exigua por tu párpado reseco resbaló una lágrima en caída hacia un fin que no halló pues, antes de hundirse en el arenoso suelo, el fuego que no cesa, en vapor, la izó al cielo. ¡Ay Tortuga! No cierres tus ojitos ni al desánimo llames, que tras lágrima y llanto no siempre que haber tendrá quebranto, y escucha, tonta, escucha, esa música hermosa que no podrás callar, ni opacar, ni esconder, ni apagar, ni aplacar, y mira, tonta, mira un distinto horizonte, tu cabeza cual quilla como la de Caronte … No la bruma gris de ayer y de anteayer, no el tormento de un día y de otro y otro más ¡qué huraño y lastimoso ha sido su caer!, no el brillo vaporoso sobre el confín del mundo, no el halo misterioso, silencioso y profundo … ¡No! Un fulgor en cambio, un destello, un vuelo de gaviotas y ese maravilloso olor, sobre de tu cabeza es el aire salobre, y brisa hay, y viento, y un resplandor de cobre, y hay un golpe de alivio en el calor, y hay un vuelo, ¡sí es cierto! del sopor … en fin Tortuga … ¡El mar!

Aligerar quiso Tortuga su paso exhausto, más tan cansado era que no pudo volverlo ni ligero ni fausto. Llegó sin embargo, y llegó como pudo, y llegando no acertó a contener su asombro mudo. Al perro vio, mojado lo vio, tiritando lo vio, empapado lo vio … un fracaso vio. Y a la gata vio, mojada la vio, tiritando la vio, empapada la vio… un fracaso vio. Y a la liebre vio, mojada la vio, tiritando la vio, empapada la vio … un fracaso vio … Tanta fue su sorpresa y tanta su costumbre de andar fue que ni a saludarlos se detuvo el pie mientras, girando la cabeza para mejor mirar, sin darse cuenta y sin pedir permiso, entero al cuerpo, el pie, arrastró hacia el agua de improviso. ¡El agua! Un susto primero, un susto chiquito que aunque susto fue también fue muy fresquito, y luego deshacerse y hacerse el suelo parecía bajo el torturado pie curado de alegría! Y aconteció también un alzarse y un bajarse, en súbito y feliz, grandioso navegar hasta el hartarse y, de pronto, nadando estaba, ¡Tortuga dichosa! ¡Ay! ¡Y nadando era ella hermosa, sin pena, sin aflicción … nadando era la viva imagen de una diosa! Ola arriba, ola abajo, risas van, risas vienen, tortuga feliz, fresco vientre volando sobre el azul, inmenso tamiz, patas buceadoras que surcos, como quillas, abren en la mar en brillo y maravilla … ¡Tortuga de asombro! Quién decir hubiera que surcar la mar ahora pudiera con tanto esplendor, Tortuga extasiada morirse quisiera en este fulgor. Perro, mira, Perro – dice la Tortuga – mira. Mira Gata, mira, Liebre, todos, venid, venid conmigo, tenéis que abandonar esos lodos … ¿Probar? Prueba tú Tortuga que de tanto probar mucho es ya el empacho … mejor fuera, pensamos, volvernos ahora y dejarle a otro este zafio despacho … Mas no escucha Tortuga, nada escucha, la música del mar es ya su única lucha, salado es ahora el singular sabor, salado de la mar, no ya de su sudor. Tortuga enfebrecida, Tortuga agradecida, Tortuga que no cabe en sí de gozo, Tortuga que al fin ve la luz fuera del pozo. Tortuga navegando es tortuga feliz, y en su dicha recuerda tiempos de otro cariz, y humilde, el animal, rezando da las gracias a quien trató tan mal: ¡Ay Dios mío!, ¡Ay Dios loco! Soy vergüenza y rubor bajo del foco, perdón quiero pedirte por todo mi dudar, mecerme ahora ya puedo sobre la dulce mar, ¡y darte muchas gracias, gracias por ser Tortuga, en esta hora en que alumbras mi corazón en fuga!

https://i1.wp.com/www.ojodigital.com/foro/attachments/el-mar-1-al-20-de-agosto-2010/86740d1281762998-dios-nos-habla-traves-del-mar-mar-hablando.jpg

SECRETO

Lo mira el niño y al instante siguiente mira el suelo, azorado por la poderosa regañina del hombre frente a él. “Ya basta” dice con una firmeza solida, sin fisuras por las que enredar un chiste o una sonrisa que suavice … “¿Se cree que soy un banco, un mulo …?” Ojos relucientes como la hoja de un cuchillo. “Me duele la espalda, ya se lo he dicho mil veces. ¡No vuelva a pedirme que lo cargue a la pela! ¿Es que no sabe pensar nada más que en usted?” Prolongado silencio sobre su cabeza, hombrecillo menudo esperando el juicio con el cogote agachado y los vellos de la nunca erizados … “Ande, váyase a jugar con sus hermanos y tenga más consideración la próxima vez”.

https://pollitoandco.files.wordpress.com/2014/02/2d7b2-triunfoarciniegas_viejoenelparquedsc00473_santiagodechile_2005.jpg

El niño se marcha, aún su culpabilidad tirando hacia los pies de su cabeza, y el hombre se sienta junto a la mujer del cabello rojo y el traje azul que hace como si no viera ni escuchara pero escucha y ve a pesar del perpetuo interés que presta al sandwich de pavo en su merendero de aluminio. El hombre acerca la cabeza hacia la cabeza de ella, inequívoco signo internacional de confidencia, y dice: “¿Me guardaría un secreto con su vida?” La mujer lo mira entre divertida y asustada, pero un movimiento involuntario del pabellón auricular izquierdo indica en clamor lo que sus ojos tratan de ocultar: desea saber. El hombre se acerca aún más, como si fuera a susurrarle en el oído, pero guarda una distancia que proclama victoriosos protocolos. “En realidad no me duele la espalda” La mujer lo mira directamente a los ojos, sorprendida. “Y me encanta cargarlos a todos … Pero, imagínese”, dice él, “si no les hiciera creer que me cuesta tanto criarlos, ¿Cómo iba a convencerlos de que lo que hago es importante? Antes nunca les decía nada y ni cuenta se daban de todo lo que hacía por ellos, pero desde que estamos todo el día  a la bronca, se creen que soy un santo” Una pausa que concluye con un guiño del ojo más alejado de ella sirve para poner fin a la confesión. El hombre toma su gorra, la desdobla y se la incrusta en la calva cabeza. Llama a sus muchachitos como un general llama a sus tropas y se marcha después de despedirse con un simpático gesto de cabeza.

Ella se queda pensativa. Al cabo llega su hija, pelirroja como ella, corriendo. “Mami, mami, tengo hambre” Duda. Abre la boca, la cierra. Duda otra vez. Finalmente dice: “¿Es que no puedes pensar nada más que en ti, Julia? ¡Yo también tengo hambre!” Julia se ruboriza … “Pero bueno, toma tontita, tu mamá puede esperar a llegar a casa …” Julia duda un momento, pero la sonrisa franca de su madre la convence y toma el sandwich que ella le tiende. Luego se marcha tan corriendo como vino. Su madre sonríe. “En realidad”, piensa, “sí que tengo un poco de hambre, ahora que lo he mencionado” …

MANIQUÍES Y MODELOS

Dice Nelvis que antes a las modelos se las llamaba maniquíes.

https://i2.wp.com/blogs.hola.com/lalluviaensevilla/2009/12/01/RobertoTorreta_001.jpg

Eso me ha hecho pensar en el asunto y he buscado las diferencias de significado entre la palabra modelo y la palabra maniquí.

La palabra maniquí significa “hombrecillo” artificial que sirve para ver cómo queda la ropa. Implícito en el significado de la palabra está el hecho de que a un maniquí se lo puede manipular de forma más o menos fácil. Por lo que me cuentan, una mujer que ejercía de maniquí era una herramienta que servía a la potencial cliente para ver cómo le quedaría la ropa si la compraba. Si eso ocurría, un modisto o modista se encargaba de adaptar la prenda en cuestión al cuerpo de la cliente.

https://i1.wp.com/www.visfluminis.org/confluencias/vfcfimagenes/maniqui.jpg

La palabra modelo significa, según la RAE, arquetipo o punto de referencia para imitarlo o reproducirlo.

https://pollitoandco.files.wordpress.com/2014/02/48390-el-arte-imitar-l-uozqlb.jpeg

Las modelos actuales lucen la ropa pero no parece que la finalidad de ese lucir sea que los potenciales clientes sepan más o menos cómo quedaría la ropa  puesta en ellos ya que: 1. En la mayoría de los casos, los cuerpos de las/los modelos no se parecen mucho al de los potenciales compradores. 2. Casi nadie va a gastarse el dinero en un modisto/a. Si no te queda bien te compras otra cosa … ¿Cuál es entonces la finalidad de los modelos? Ni idea. Lo único que se me ocurre es que sirven como marketing: representan la materialización del ideal (modelo) al que en realidad el comprador desea acceder y despiertan en él una pulsión tan fuerte que éste termina por comprar. (Esto viene a ser algo así como una eyaculación precoz, ¿No os parece?)

Mis conclusiones depués de esta investigación son las siguientes:

UNO

Antes la ropa se hacía para que le sentara bien a la mujer.

https://i0.wp.com/estilosdemoda.com/wp-content/2010/08/minifaldas-antiguas-11.jpg

Ahora la mujer se hace para que le siente bien a la ropa.

https://i0.wp.com/www.saludactual.cl/imag/5356anorexia_6.jpg

DOS

Antes en el proceso de compra-venta de un producto estaba implícito el papel proactivo del comprador en la adaptación del producto a sus necesidades y particularidades (a su vez, esta forma de concebir el proceso colocaba simbólicamnente al comprador como a alguien distinto y especial, único). El concepto de “esfuerzo” estaba presente y se consideraba necesario e ineludible. Disfrutar un producto era considerado un proceso que implicaba una serie de tentativas hasta el perfecto acople de éste al comprador y en el cual la compra no era un punto final sino inicial.

https://i1.wp.com/upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/6/67/Tailor_at_work.jpg/200px-Tailor_at_work.jpg

Ahora el comprador y el vendedor tratan de evitar el proceso de adaptación del producto a las características personales del cliente (a pesar de que hay de todo y para todos los gustos, el proceso de adquisición de los productos coloca simbólicamante al comprador en posición de ser igual a los demás, puesto que nadie se preocupa lo más mínimo de adaptar lo comprado a la naturaleza única e inconfundible del cliente). Se trata de obtener un satisfacción inmediata. El comprador no necesita aparentemente hacer ningún “esfuerzo” para obtener una experiencia provechosa. Disfrutar un producto es un derecho que se obtiene a cambio de una remuneración económica y la experiencia se inicia y acaba con la compra del mismo.

https://i0.wp.com/enpositivo.com/wp-content/uploads/2013/07/ir-de-compras-shopping-compras.jpg

Chao.