CONSERVAR EL KÉFIR

Se puede decir que el kéfir se conserva solo siempre y cuando tenga alimento para mantenerse, es decir leche. Pero si os vais a ir de viaje, o si estáis cansados de tomar kéfir, se puede guardar de varias formas. Según la literatura esas formas son:

* Conservación por semanas o tal vez meses:

1. En la nevera, dentro de un frasco con leche.

2. En la nevera, dentro de un frasco con agua.

* Conservación por varios meses o incluso años:

1. En el congelador: Cuando se vuelve a requerir el kéfir simplemente se utiliza normalmente y tras un par de ciclos de cambio de leche ya “funcionará” normalmente. El yogur resultante en los primeros chicos se suele desechar.

2. Desecar: Se deshidrata el kéfir. Nosotros no lo hemos hecho pero, he leído por ahí que de esta manera se puede incluso mandar por correo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s